Antecedentes

El Consejo Social se creó en el 2002, mediante Ord. 74/02 CS. Surge del reconocimiento, por parte de la Universidad, de la necesidad de crear un ámbito de diálogo social de interacción, a fin de recabar las demandas de la comunidad y poder responder con eficiencia a sus requerimientos. De base amplia, multisocial y pluridisciplinar, tenía como meta representar a toda la sociedad a través de sus organizaciones e instituciones en el ámbito universitario. 

Por ello se convocó a instituciones y organizaciones de la comunidad mendocina. Participaron de su conformación representantes del Estado, Gobierno Provincial y organismos dependientes, Poder Legislativo, Poder Judicial, Municipios, partidos políticos, organismos dependientes del Gobierno Nacional con asiento en Mendoza, consulados, organismos sociales, culturales, religiosos, sindicales, profe­sionales, empresariales y medios de comunicación.

A partir del 2008, año en que se renuevan las autoridades universitarias, el Consejo Asesor Permanente inicia una nueva etapa. En ese momento uno de sus mayores intereses fue conocer las expectativas de la sociedad hacia la Universidad, por lo cual decide realizar el estudio “Demanda de Educación Superior en la provincia de Mendoza”.

En esta búsqueda de una mirada externa a la comunidad universitaria, se identificaron múltiples demandas a la Universidad, entre ellas, respecto a su rol social. Se destacó la necesidad de una mayor participación e involucramiento de la misma, tanto en temáticas estratégicas para el desarrollo de la Provincia —medio ambiente, energía, minería, innovación productiva— como en temas de alto impacto social —justicia y seguridad, educación y salud—. Este hecho confirmó la necesidad de avanzar en la construcción de una “Plataforma de Información para Políticas Públicas”. El Consejo Social inició este proyecto a fin de contribuir al fortalecimiento y desarrollo de las políticas públicas de Mendoza, a través de diversas acciones.

En este periodo el Consejo Social fue concebido como un espacio institucional de la UNCUYO cuyo principal objetivo fue el de ser un puente entre la Universidad y los distintos actores de la sociedad mendocina, a fin de recepcionar sus demandas y vehiculizarlas hacia el interior de la Universidad  para encontrar, en forma conjunta, posibles respuestas.  Por ello buscaba:

- Involucrar a la UNCUYO en temáticas de interés y pertinencia social, mediante la realización de actividades articuladas con distintas áreas universitarias, instituciones miembros del Consejo y otros organismos.

- Desarrollar un marco de referencia compartido, entre la Universidad y la comunidad, que aborde las áreas más relevantes y necesarias para el desarrollo sostenible, integral y con justicia social de la provincia de Mendoza.

- Contribuir al fortalecimiento de las políticas públicas en la provincia de Mendoza mediante: la divulgación de información calificada, el desarrollo de estudios y relevamientos especiales sobre las principales problemáticas sociales que afectan a la Provincia y, la vinculación de la Universidad con los distintos actores políticos y sociales de la comunidad mendocina —generando espacios de encuentro y reflexión—.