Construirán nuevo espacio para el Instituto de Histología y Embriología

25 DE ABRIL 2011, 15:28.

Con un novedoso y avanzado sistema de ingeniería sísmica con el que no se perciben los movimientos se pensó una nueva obra en el predio de la UNCuyo que albergará un Instituto de investigación de renombre internacional. El edificio se encuentra en proceso de licitación y prevé la construcción de 5.334 metros cuadrados con una inversión de alrededor de 15 millones y medio de pesos.

Construirán nuevo espacio para el Instituto de Histología y Embriología

La Universidad Nacional de Cuyo continúa su crecimiento en obras con una nueva licitación para construir el nuevo edificio del Instituto de Histología y Embriología (IHEM) en el sector sur de la Facultad de Ciencias Médicas, en el predio universitario.

Se trata de una primera etapa que prevé la edificación de 5.334 metros cuadrados y la inversión prevista asciende a 15.420.235,44 pesos y que está en etapa de licitación de la obra, cuyo plazo de presentación vence el próximo 19 de mayo a las 10.30.

Características edilicias

La obra está prevista para realizarse en dos etapas y la primera, incluye subsuelo, planta baja y primer piso. Cada planta tendrá aproximadamente 1.325 metros cuadrados. Se construirán cocheras, salas de máquina, salas de conferencias, oficinas, microscopia óptica y electrónica, bioterio para animales genéticamente modificados, acuario y coleario, salas de cultivo de células con  bioseguridad nivel II y II/III, sala de radioactivos, sala de destiladores y autoclaves y cámara fría. En esta etapa se construirán sólo algunos laboratorios que contarán con 24 espacios de mesada. 

El IHEM cuenta actualmente con una planta de personal que incluye a 114 personas además de tesistas y alumnos. El nuevo edificio se emplazará en un solar ubicado inmediatamente al sur del edificio de la Facultad, donde hoy se ubica la playa de estacionamiento cercana a la entrada frontal de esa Unidad Académica.


El diseño del proyecto está pensado como un volumen prismático horizontal de 72 metros en el sentido este-oeste y 18,4metros en el sentido norte-sur, con casi 18 metros de altura para sus cinco niveles superiores, más un subsuelo en el que se han proyectado cocheras.

La estructura estará compuesta por losas conformadas por placas colaborantes sostenidas con columnas de hormigón armado. Todo el conjunto  está vinculado al terreno natural a través de apoyos de neoprene o denominados coloquialmente patines, que permiten responder adecuadamente a las solicitudes sísmicas, aislando el edificio del suelo y permitiendo un comportamiento cuya particularidad es no percibir globalmente los efectos de los movimientos sísmicos o los que produce la circulación vehicular.

Este sistema estructural constituye uno de los más avanzados y novedosos de la ingeniería sísmica que se haya construido en nuestro país. El concepto de aislación fue una de las premisas que se plantearon para poder emplazar los microscopios sensibles a los movimientos, en las diferentes plantas del edificio y retirarlos del subsuelo de la facultad de Ciencias Médicas en donde actualmente se encuentran.

La estructura mencionada se revestirá exteriormente con paneles conformados por chapa prepintada rellena con espuma poliuretánica con características de resistencia ignífuga. Las ventanas perimetrales exteriores serán de pvc inyectado con espuma poliuretánica y en fachadas principales, las de abrir, serán de tipo proyectante con el estilo courtain wall que ocultará el marco desde la vista exterior. Esta tipología de cierre, le confiere una estética moderna y limpia con bajo mantenimiento y un efecto de muro cortina. Los vidrios serán dobles y herméticos para garantizar, junto con los paneles, una protección térmica que mejore las condiciones interiores de confort y economía en el uso de los sistemas de acondicionamiento.

El edificio cumple con las disposiciones de la Ley de Discapacidad y para ello se contempló la provisión de dos ascensores, ambos con acceso a sillas de ruedas y con pulsadores Brayle. Cuenta además con baños para discapacitados en todos los niveles.


Historia  del trabajo en el IHEM

El Instituto de Histología y Embriología (IHEM) cumplió 53 años de vida productiva y es conocido a nivel nacional e internacional por la calidad de sus trabajos científicos. Fue creado en 1957 para desarrollar tareas de investigación y formación de investigadores, bajo la dirección de su fundador, Mario H. Burgos. A través de un convenio firmado en 1983 entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Nacional de Cuyo se reglamentó su constitución y funcionamiento como unidad ejecutora del CONICET. El primer microscopio electrónico –pionero en la región– fue adquirido en 1958 por la UNCuyo.

Se inició como un centro de referencia de microscopía electrónica y dio un paso importante con el crecimiento de grupos de trabajo que se concentraron en aspectos más moleculares y bioquímicos. En la actualidad los equipos de investigadores desarrollan diversos aspectos de la biología celular  de sistemas pero con el factor común de tener una visión molecular y morfológica de los temas que investigan. 

Más adelante se incorporaron cuatro microscopios electrónicos de transmisión y uno de barrido con apoyos de la Fundación Rockefeller (USA), CONICET y Fundación Escuela de Medicina Nuclear (FUESMEN). Generosos subsidios de CONICET, UNCuyo, Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Fundación Rockefeller, Institutos Nacionales de la Salud (USA), Instituto Médico Howard Hughes (HHMI-USA) y otras instituciones y fundaciones permitieron adquirir equipamientos de avanzada para realizar análisis morfológico y molecular de las células.

El Instituto está reconocido como un centro de entrenamiento en microscopía para América Latina por la Academia de Ciencias para el Desarrollo Internacional (TWAS) y por la Comisión en Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Sustentable en el Sur (COMSAT). Además realizó una intensa actividad en el campo de la docencia de pre y postgrado. El IHEM se propuso mantener una constante inserción con el medio social brindando servicios y con activa participación en proyectos de investigación aplicada. También es sede del Comité Editorial de la revista Biocell, órgano científico de difusión nacional e internacional indexado desde el 1993. Los integrantes del IHEM han recibido numerosos premios a la labor científica desarrollada desde sus respectivos laboratorios.


Facebook Twitter Google +1 Linkedin Imprimir

Enlace permanente:
http://www.uncu.edu.ar/construiran-nuevo-espacio-p ...